· 

Bangkok día #1

Día 1

Todo salió como lo esperabamos. Salimos de casa temprano para Frankfurt como era festivo  teníamos las autopistas para nosotros. En el aeropuerto todo bien. Entregamos maletas y el coche del bebé.  

Algo que se me había olvidado contar en otro momento es que para los que lleven comida de bebé en el equipaje de mano, vayan con tiempo. Cada envase es inspeccionado, así que si can cortos de tiempo los puede dejar el avión.  Esta vez nosotros llevábamos sino 5 pero para otros viajes llevaba más de 10. 

El vuelo a parte de casi 45 min de retraso todo bien. Fabio durmió al comienzo y luego despierto hasta el final que se volvió a dormir.
Ah! Nos pasó algo que nunca había pasado
, mientras le daba su almuerzo espinacas con salmón y pastas(pudimos calentarlo en el avión) a Fabio se le da por VOMITAR. Si esa pasta verde se caía sobre mi camisa y mis manos. ( El papá sólo miraba sin creer lo que sus ojos veian) . Ya se podrán imaginar lo que se siente estar 1: manchada de verde, 2: oliendo a pescado mezclado con vómito, 3: el viaje apenas comenzaba que más me iba a pasar? 

Gracias a Dios que esto no se volvió a repetir y Fabio comió muy bien el resto del viaje.
En el otro vuelo también normal. Largo, ya al final muy cansados. Fabio durmió a sus horas y por suerte como teníamos un puesto de tres sillas pudimos acostarlo entre nosotros.

Como se come en el avión con un bebé que lo quiere agarrar todo? Pues eso nos lo preguntábamos y la medio solución fue que primero comía mi esposo y luego yo. Sólo que cuando yo quería comer a Fabio también le dio hambre y ya yo no pude seguir comiendo "tranquilamente". Ver pelis también pudimos. Importante: darle al bebé sus propios audífonos para jugar, así no quiere los tuyos. 

Llegamos a Bangkok  que nos recibe con un calor de unos 30 grados. Cogimos un taxi en el aeropuerto y nos llevó hasta la puerta de nuestro Hostal @bluechanghouse. A partir de eso momento la amabilidad de todos es IMPRESIONANTE. Todo el mundo hasta los de la calle son fascinados con Fabio, le juegan, le sonrien, se detienen para mirar a verlo, el está encantado de tanta atención que recibe de todo el mundo. Ya hasta dijeron que se parece a Tom Cruise  (jajajaja). Nosotros nos tenemos que acostumbrar a eso pero como a Fabio le gusta entonces vamos bien. 

 

Hoy no hemos hecho mucho algo que TENÍA que hacer hoy era buscar un supermercado que tuviese cosas para bebes. Necesitaba leche, pañales y sobre todo comida sin azúcares añadidos. Y las encontramos!!! Eso sí, después de ir a cuatro supermercados  "seven eleven". 

Comida para bebés
Comida para bebés

Como decía no hicimos mucho, caminar caminar y conocer la famosa "KHAO SAN ROAD" No podíamos creer ya estar aqui, ver tanta actividad, ruidos, olores nuevos y sobre todo por lo menos de mi parte el choque cultural al ver los puestos de comida de la calle que realmente venden cosas que no se quien compra  (jajaja) Para gustos los colores!! 

Fabio también nos deleitó con cosas que desde muy bebé no hacía como era ensuciar su bodie cuando hace popo. Era decir traemos poquita ropa, para que el se dedicará a ensuciar todo (jajajaj) 

Menos mal que lavar 1 kilo de ropa cuesta 1 EUR. 

 

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie