Chiang Rai día # 15

Comenzamos nuestro día #15
Comenzamos nuestro día #15

Aprovechando que Fabio se durmió después del desayuno y nuestro Tour comenzaba más tarde pudimos planear algunas cosas del viaje de Vietnam 😁.

Planeando andamos
Planeando andamos

Hoy tenemos un día que no sabemos ni como empieza ni como termina.  Ayer contratamos un taxi privado para que nos llevara a tres lugares:
- Long Neck Karen (mujeres cuellos largo)
- Tea Plantation ( plantación de té)
- Wat Rong Suea Ten ( Blue Tempel - templo azul)


Aunque @alanxelmundo había dicho que ir a las mujeres con cuello largo no era tan bueno teníamos la curiosidad de ver está población tan disminuida y está costumbre tan extraña.
A las 11 am ya salimos del hostal dirección las mujeres de cuello largo. Nuestro conductor no habla mucho inglés entonces la comunicación con el es muy limitada. En todo caso nos entendió que era lo que queríamos hacer.

Llegamos y lo primero es que el coche de Fabio (carrito de bebé) no lo íbamos a necesitar porque no había como manejarlo, ya después descubrimos que tenía toda la razón.  Asi que con el pareo que llevaba lo amarre como hacen las indigenas( o intente hacerlo) e improvise el canguro que había dejado. Fabio ya se hizo mejor amigo del conductor, más que todo por su cadena de muchos Budas colgantes ( es para protegerlo de la muerte nos contó, bueno eso fue lo que entendimos).

Para llegar a esta aldea uno primero paga 300 baths por persona que es muchísimo dinero para estas zonas. Entras en la selva y vas llevando un pequeño recorrido primero por unas tribus típicas del norte de Tailandia y sus países vecinos como Laos y Mynmar. Entramos y no sabíamos muy bien que hacer:  si podíamos pasar , si se alegraban de que les tomáramos fotos etc. Éramos los únicos turistas, así que toda la atención era para nosotros. Las señoras vestidas con vestimenta típica de su tribu nos recibían diciéndonos que lo que tenían para vender costaba esto o aquello. Un poco raro ya que nosotros no queríamos comprar nada y daba como vergüenza no hacerlo. Entonces medio incómodo todo. Seguimos el camino a la siguiente tribu que sólo eran unas 4 casas y luego a la siguiente, en estas dos últimas sólo se vieron algunos animales como gallinas y pollitos con los que Fabio quedó fascinado. 
Ya después llegamos a la aldea de las cuello largo. 

Voy a intentar describir está experiencia.  Digamos que no fue tan grata, fue algo interesante pero si estas mujeres no fueran tratadas como muñecos para presentar fuera mucho mejor. Además ver a niñas ya con esos aros en el cuello o las piernas nos dolía. No sabíamos muy bien que tan auténtico era todo. Cada una frente a su casa con su vestido típico sus aros en el cuello y tejiendo. Varias de ellas también con aros en las piernas que creemos si se le dificultaba caminar. Y así mujeres de todas las generaciones en unas casas muy humildes y sonriendo o posando cada vez q querías hacer una foto. También vimos niñas ya con estos cuellos. Eso sí los hombres que pudimos ver, ni vestidos típicos ni con aros. Creemos que más que todo se dedican a la recolecta de piña y atroz que rodea estas aldeas.
Fabio sólo estaba pendiente de los niños y bebés del lugar. Era lo que más le llamaban atención y lloraba si no dejábamos verlo o hasta jugar con ellos. Estuvimos un rato sentados con una de estas mujeres y un niño aprox. de la misma edad de Fabio. Algunos guias pasaban y presentaban a las mujeres y niñas realmente como objetos que describes y luego les compras algo. Según cuentan ellas usaban esos aros en el cuello para evitar mordidas de tigre, ahora los mantienen como tradición. No se muy raro. Salimos con un mal sabor de está experiencia.
Era como : ¿qué hacemos aquí?

Por un lado eso por otro lado nos preguntamos si estás personas dejan de visitarla turistas de que van a vivir? Estas poblaciones se mantenían del comercio con Opio y eso no está ahora permitido. Entonces esa es la pregunta que nos hacemos al visitar este tipo de poblaciones autóctonas de la región.  

Camino a la plantación de té el conductos nos mostró una montaña que parecía una mujer acostada boca arriba y realmente si se parecia, luego pasamos por muchas plantaciones de arroz y piña. Aquí se vende más que todo la piña pequeña, No se si tendrá otro nombre. Es una piña mucho más pequeña que las normales. 

 

De allí llegamos a la plantaciones de té.  Unos paisajes hermosisimos, todo super cuidado y muy bonito. Llegamos a donde creíamos íbamos a recibir un Tour y alguna explicación sobre el té, sin embargo para nuestra sorpresa sólo era una tienda para comprar el té que allí  se producía  y un café que vendia muchos productos  a base de té  verde. Este lugar tenía unas vistas divinas . Y a eso era a lo que venía la gente. Hacerse una foto, tomarse y comer algo era el plan. Nosotros después de probar el té  que producían y ver una película de como lo hacían decidimos preguntar si podíamos caminar por los cultivos y que alguien nos explicará el proceso. Pero no, podíamos caminar solos por los cultivos, así que eso más o menos hicimos.
Era muy bonito sólo que esperábamos aprender de la producción del té y eso nos quedó faltando. Jajajaja

 

Al salir de allí le dijimos al conductor que por favor nos llevará a almorzar a donde el pensara. Nos llevó a un lugar muy lindo lastimosamente está cerrado, así que a empacar todo y plan B. Que este plan no existía ya el señor no sabía muy bien donde llevarnos así que paraba donde creía. Hasta que paramos un un lugar re típico de por aquí, así como se los había mostrado en fotos anteriores y ahí nadie se entendía con nadie : No habían ni fotos de los platos como para poder pedir así que imposible comer en ese lugar. Por segunda vez a empacar todo y buscar un lugar otros metros más allá.  Aquí ya era más facil, había el arroz que ya conocemos y los platos tenían fotos. Además era super típico y nos sentimos por primera vez en el día haciendo algo auténtico del lugat.  El conductor se pidió también su almuerzo mientras nos hacía de niñero Fabio que estaba fascinado con su collar estaba feliz. Luego cuando nos llegó la comida salió la señora del lugar y se ofreció a cargar a Fabio y el encantado también se fue con ella. Así que pudimos comer tranquilos escuchando a Fabio jugar al lado de nosotros.
Al irnos hasta lloro por montarlo en el carro y despedirse de la señora jajajja.
En esos momentos reflexionabamos sobre el día y nos daba mucha risa todo lo que habíamos vivido. Vimos que habían unas nubes negras de lluvia y dijimos lo único que nos falta es que el templo azul este en construcción y nos caiga la lluvia.  Pues como si lo hubiésemos programado. El templo estaba renovandose y nos cayó una super lluvia que tuvimos que bajarnos de a uno y dejar al niño en el carro.

Fue muy interesante entrar al templo principal , es un Buda blanco gigante con unas luces azules, este templo tambien es diferente a todos los que hemos visto, primero porque es azul y otro porque también tiene unas pinturas y figuras contemporáneas y parecidas a algunas que vimos en el templo blanco. Entonces creemos que eso es lo que quieren por está región. 

Así que después de esto al hostal a descansar y procesar lo vivido el día de hoy!

Kommentar schreiben

Kommentare: 1
  • #1

    Laura (Dienstag, 05 Juni 2018 18:36)

    Me gustó, este día, aunque sientan que no fue tan productivo y por lo menos en Colombia me ha dado esa misma sensación visitar a los embera y a los wayú, los embera prácticamente han sido desplazados tmbn así como las mujeres de cuello largo, y también es un pueblo machista.

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie