· 

Hoi an día #36

Aquí ya me puedo quedar
Aquí ya me puedo quedar

Que día, mejor de lo esperado aunque no es que esperábamos algo jajaja. Sólo que cuando  hay partidos hasta tarde uno no sabe cómo se va a levantar.
Decidimos pasar otro día en la playa. Algo más corto que ayer para poder estar de día en la ciudad.
Llegamos en el taxi después de pasar por la misma ruta donde vemos campos de arroz donde están algunos trabajando y se ven los búfalos. (Hoy me enteré que el año en que nací fue el año del búfalo jjaaj, Enrique es el año del perro como este que pasa ahora y Fabio el año del gallo)
En todo caso llegamos a la playa y Fabio se acababa de dormir en el taxi así que ni modo despertarlo. Así que me tocó esperar así vestida hasta que se despertará casi una hora después. Enrique si pudo meterse al agua y refrescarse.
Como no me podía mover hice algunas fotos de la vida en la playa porque es algo diferenre a la que conocemos hasta ahora.
Cosas en común que están los turistas tirados al sol y con sus bicis gastando lo mínimo de dinero posible. Luego está el vendedor de gafas que lo encuentras en cada playa.

La diferencia comienza con las vendedoras. Estas van tapadas de pies a cabeza. Como están todo el día al sol no quieren lo ese tan morenas, al parecer no es que le guste mucho tener color oscuro de piel. Por eso es que las asiáticos en general se cuidan mucho del sol. Nos han dicho que entre más baja sea tu clase más moreno eres, así q ellos no quieren ser morenitos. Por eso es que viene otra diferencia, a plena luz del día vez a muchísimas personas caminar vestidos por la playa tomándose fotos y luego escondiéndose en los bares bajo alguna sombra

Luego de volver otra vez en taxi al hotel, Fabio volvió a dormirse así que esperamos y está vez sí durmió algo más largo y nos tocó esperar para salir a almorzar. Cuando ya quisimos salir iba a caer la super tormenta. (Que al final nunca llegó)
Así que caminamos rápido y logramos llegar al restaurante que tenías visto desde anoche, sólo que ayer estaba muy lleno. Hoy entramos y pedimos cosas ricas. Fabio otra vez centro de atracción de todas las meseras. Después de aqui nos pusimos a caminar e hicimos algo de turismo.
Hoi an tiene mucha influencia china y japonesa. Por eso se encuentran varias cosas con los dos estilos. Hoy visitamos el puente cubierto japonés. Y seguimos dando vueltas por las lindas calles. Entramos a otro lugar a comernos un postre y ya irnos para el hotel.
En el camino me cogieron por sorpresa unas señoras vendiendo frutas y que me hiciera una foto. Al final me hice la foto y les compramos frutas jajaja.

Llegamos al hotel, recogimos ropa que pusimos a lavar y aquí estamos tranquilos descansando ya. Fabio dormido aunque fue una lucha dormirlo. Creemos que en el día recibe mucha información hahah. Ahora tendrá que procesar todo lo que vive.

Hasta mañana!! 

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie