Ho Chi Minh día #39

La paz
La paz

Ya que las buenas noticias del mundial nos acompañan. Por este lado felices que Colombia y España estén en 8vos de final! A ver que tal !!!

Muy tempranito entramos en nuestro ritmo cada vez que nos vamos a cambiar de hotel. Subimos a desayunar porque toca comer algo no porque nos gustara el desayuno. Unos huevos con pan y listo.
Salimos para el aeropuerto de Danang que era más grande de lo pensado. Con un bebé cualquier suelo de algún lugar que se vea medio limpio se vuelve el parque de juegos. Como nos retrasaron el vuelo algo pues que mejor que dejar moverse a Fabio libremente por los suelos. El salubada a todos e intentaba comerse de cuanta cosa encontraba por el suelo. Nosotros detrás. ¿Qué más se puede hacer?
Nos montamos al avión dándonos otra vez cuenta la suerte que tenemos con Fabio porque se montó al avión y se durmió despertandose 10 min antes de aterrizar y no como dos bebés más que venían con nosotros que lloraron la hora y 10 minutos que duraba el vuelo.
Llegamos a Ho Chi Minh y nos recibía el mismo calor. Un taxi en la parada oficial nos llevó hasta el hostal.
Nos tenía que dejar en la calle principal y nosotros debíamos caminar unos cuantos metros hasta llegar a nuestro lugar. Pues... en su defecto teníamos que meternos en un callejón (donde no entrariamos si no fuera porque ahí está nuestro hostal) entonces ya llegamos y nos recibieron amablemente los encargados. Nos avisaron de ante mano que mejor mirararamos la habitación porque era en el tercer piso (sin ascensor) y el cuarto era muy pequeño para estar con un bebé también. Pues no nos molesto la idea de vivir tres días en 10 metros cuadrados todos juntos. También hay que vivir este tipo de experiencias. Además este hostal tiene muy buena puntuación. Eso sí nos hemos reído mucho de lo realmente pequeño que es el cuarto para tres jajajaj. Otra cosa que ha pasado antes de llegar a esta ciudad o ya estando en ella es que todo el mundo te dice que tengas cuidado con los ladrones. Que hay personas que van en moto robando cosas. Así que vamos a tener cuidado. Ya nos conocemos en estas situaciones.   

Luego de refrescarnos algo salimos en busca de almuerzo, el señor del hostal nos ayudó otra vez a salir a la calle principal y ahí nos encontramos con un restaurante recomendado en el lonely planet, así que no dudamos en entrar y realmente estaba todo tan bueno y muy económico. Probé la sopa de pastas famosa de aquí que se llama : Pho. Normalmente lleva carne pero me la hicieron vegetariana. También vimos que HoChi Minh es mucho mas económico que los demás lugares que hemos estado en Vietnam.

Luego de aquí decidimos darnos un paseo largo hasta el Museo de los recuerdos de la guerra. Yo no sabía si quería entrar o no pero al final son cosas que también se necesitan ver. Ya de entrada ver lo tanques y aviones de de guerra es impresionante porque son muy grandes. Yo me preguntaba si uno se debía poner ahí orgulloso a tomarse la foto o mejor llorando o no tomarse foto. En fin que lo mismo me pasa en Berlín con el monumento de los judíos.
Entramos y ya el shock al ver una representación de como eran las cárceles de los vietnamitas capturados y las torturas a las que eran sometidos.
Al entrar al edificio del museo te muestran en tres pisos fotografías impresionantes de los momentos vietnamitas y estadounidenses en la guerra. También se reconoce el trabajo periodístico y fotográfico de los corresponsales en la guerra. Algunas imágenes ya eran conocidas otras muy fuertes.
Lo más impresionante y triste para nosotros fue ver la parte donde muestran a las personas y sobre todo niños con malformaciones a causa de la guerra con quimicos y experimentos que hacían los EstadosUnidos.
Uno sale sólo con ganas de paz de ese lugar y con algo de miedo al ver la situación actual que se viven en tantos países

Caminando de regreso nos coge la lluvia en pleno camino así que nos toca esperar hasta que baje un poco. Decidimos continuar y camino al hostal compramos sushi para llevar. Ya había parado de llover pero entramos a un supermercado por agua y comienza a llover tres veces más fuerte que antes. Las ve señoras nos dicen que entremos que atrás tienen unas mesas con sillas y ahí nos quedamos unos 30 min. Fabio pudo comer algo, y nosotros también nuestr o sushi. 

 

Estábamos cansados de estar ahí así que decidímos correr hasta el hostal porque sabíamos que no estábamos lejos.
Nos montamos un poco pero es que no es tan grave porque hace tanto calor que un poco de lluvia no hace daño.

Llegamos al hostal. Subimos nuestros tres pisos y nos acurrucamos aquí en nuestro 10 metros cuadrados. Jajajaj
Mañana tenemos ya un Tour! Seguiremos en temas de la guerra.

Hasta mañana! 

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie