Ubud día # 44

El paseo
El paseo

Vaya noche..eso lo hemos repetido como 20 veces el día de hoy. Es que primero nos despertamos por un mosquito que nos estaba picando y pues con Fabio con nosotros toca prender la luz y ver como lo matamos. Y como eran las 3:40 am pues enseguida nos pusimos a escuchar por Radio el partido de Colombia que poco después mete el super gol y nosotros aquí super emocionados. Eso de escuchar los partidos por radio es divertido jababa y bueno ya saben como termina la historia ni matamos el mosquito, ni ganó Colombia pero eso si a las 6 am Fabio ya estaba despierto para empezar su día. Jajajaj nosotros como zombies.

De igual manera y sin saber de dónde uno saca tanta fuerza salimos a desayunar, sabiendo que hoy iba a ser un día de caminar mucho y había decidido llevarnos el coche (carrito de bebé) de Fabio porque vimos que ayer nos hizo falta. 

De camino a donde queríamos ir nos encontramos con un par de templos en los que entramos a mirar. 


Meta del día caminar por las terrazas de arroz se llama "Campuhan Ridge Walk" que hay caminando desde la calle principal.
Pues digamos que preguntando se llega a todos lados así que eso hicimos.
Hasta que llegamos a un lugar donde por un lado seguía una calle asfaltada y el otro camino era unas escaleras y subidas más bajadas. Pues obviamente a nosotros nos tocaba conocer el segundo camino así que hoy aparte de ejercitar las piernas íbamos bien con los brazos. Fabio ya en plena siesta. Nosotros cargandolo por todos lados. El camino era de piedra así que el iba meneandose para muchos lados.
Sufrimos un poco la subida. Pero cuando llegamos a lo más plano las vistas eran divinas y muy tranquilo. Ya si podemos pensar que en Ubud se respira un ambiente de relax. El paseo son supuestamente de 2 km. Así que bien. Hacíamos varias pausas , disfrutábamos del paisaje y la brisa y seguíamos

Luego llegamos a un pueblito lo que nos imaginamos podía haber sido en Ubud de antes cuando no era tan turístico. Plantaciones de arroz, puesto de pinturas y manualidades, venta de coco o frutas de la región, en fin que todo relax.
Llegamos a  un lugar que tenía las mejores vistas del camino. Es también un spa pero nosotros sólo decidimos hacer una pausa. Fabio enseguida de comer quiso irse con las meseras y pasaba de brazo en brazo. Luego le mostramos los peces y disfrutamos un rato largo de la vista.

Después de preguntar varias veces si había un camino más fácil para ir con el carrito de Fabio un señor nos dijo que si que más o media hora siguiendo por el camino que íbamos que ya era más plano que el otro. Llegamos a un cruce y decidimos preguntarle a un señor de la moto. Pues gracias a Dios que lo hicimos. Resulta que el camino que queríamos hacer está como a 15 min en carro. Ósea nosotros hubiésemos tardado más de una hora y media. Así que el señor nos ofreció que comiéramos en su hotel (que por cierto era muy lindo y también tenía unas super vistas) y después de comer el transporte nos llevaba al pueblo.
Pues eso hicimos, comer muy rico y esperar a que nos llevarán al lugar que escogiéramos.
Nosotros quisimos ir a un supermercado que quedaba a la entrada del centro porque nos dimos cuenta que no teníamos comida para Fabio y era necesario comprar.
Así que cómodamente llegamos al lugar, viendo que eso de ceñirnos a pie hubiese sido una locura. En el supermercado encontramos mucha comida y de diferente procedencia y precio. Así que escogimos uno que se veía muy bien.

Luego caminamos a nuestro hotel y terminamos en la piscina disfrutando de los últimos rayos de sol. Al cambiarnos salimos al mercado y luego a comer en un lugar muy lindo.
Ahora ya en camita que mañana también tenemos día de turismo.

Besos

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie