· 

Ubud día # 45

Terrazas de arroz
Terrazas de arroz

Una noche buena pasamos. Aqui todo es perfecto excepto por una cosa: EL INTERNET.
Así que nada. No he podido montar bien el BLOG, pero offline lo tengo listo.

Despertamos con una tormenta pero con pedazos de cielo azul, así que asumimos que no iba a durar tanto. Llegamos al desayuno sin lluvia y nos sentamos y calló el super aguacero. Así que esperamos un poco y ya cuando llegamos al cuarto había dejado de llover. Nos alistamos para el gran día de turismo que teníamos hoy.

En la entrada del hotel había una eñor sentado al que le preguntamos cuanto podría costar un taxi medio día y el mismo dijo que nos llevaba, que era taxista y lo mejor es que hablaba muy bien inglés. Así que con el nos fuimos de paseo.

Nos recomendó ir primero a la plantación de café donde hacen diferentes productos pero el que más es famoso y supuestamente el café más caro del mundo, es el café hecho de "popo" de un animal que ellos llaman Luwak. La verdad es que todo el recorrido super agradable, te explican todo y luego sin molestarte mucho te ofrecen una pequeña prueba de todos los productos que hacen y Sólo si quieres tienes que pagar unos 3EUR por probar el café del animal. Este resulta ser muy aromático y tener menos cafeína. Ósea más saludable supuestamente. Lamentablemente soy poco conocedora de café así que no puedo juzgar. Sólo probamos una taza entre los dos.
Las otras pruebas que eran muchas nos gustó mucho el té de limoncillo y café de chocolate y de jengibre. (Este último sólo me gustó a mi , Enrique odia el jengibre jajaja)

Nos sentaron en una terraza que tenía unas vistas a terrazas de arroz divinas. Este lugar está muy hermoso, están construyendo más cosas para que el turista se quede más tiempo en ese lugar. Se puede hacer el llamado "swing" que es un columpio gigante que te sientas y vuelas sobre las plantaciones. La terraza donde nos sentamos tenía una parte donde el suelo era de vidrio y podías ver a través de el lo que había abajo. En fin que es Divino y vale la pena hacer una parada aquí. Lo mejor de todo es que no te sientes con la obligación de comprar nada aunque la entrada es libre. 

A unos 5 min de allí ya comienza el lugar donde están las famosas terrazas de arroz de Tegallalang. Compras la entrada y llegas a una pequeña entrada donde lo primero que vez son escaleras y escaleras. Entonces ya sabes que es un gran deportivo el del día. Ni se les ocurra traer el coche de bebé para este paseo. Podría ser el sufrimiento más grande. Después de  bajar 200 escalones que parecían 500 llegamos a la zona de terrazas donde seguirás bajando y subiendo por toda la plantación. Los paisajes más lindos. Y eso que no estaban tan verdes como suelen estar en las fotos que se ven normalmente. Sin embargo DIVINO.
Algo curioso es que aunque pagues la entrada en mitad de varios caminos habían personas que ponían un palo y no dejaban pasar a la gente hasta que no dieran una donación. Lo hicimos una vez a regaña dientes , la segunda vez pago el que teníamos delante y dijimos que veníamos con el y la tercera vez que no tenían palo seguimos de largo. De resto es un lugar para disfrutar de las vistas y hacer un poco de ejercicio. Ah claro y tomarse las respectivas fotos. Lo único feo. Es que si se ve mucha basura tirada en diferentes lugares.
De aquí hicimos una pausa para que Fabio pudiera almorzar. No es que quisiera comer mucho porque quería bajarse a sentarse con unas señoras que estaba pelando cebolla. Pues ahí se quedó sentado mirando.

Luego de este paseo nos fuimos a una cueva llamada Goa Gajah ( la cueva del elefante). Es un templo en donde tienes que ponerte un pareo al entrar. Te van a querer vender uno pero en la entrada te prestan. Así que íbamos bien.
Entramos y encuentras muy cerca de la entrada la cueva que tiene la entrada una cara con su boca abierta. Dentro de ahí el altar para los dioses hindúes.
Se recorre el lugar con una naturaleza impresionante , a mi me gustó el lugar en si, sólo que ya quieren ver como te sacan dinero. Con cualquier persona que quieras tomarte una foto o tomar una foto en general debes pagar una donación. Entonces ya sabes perfectamente que esa persona sólo está ahí para eso y no es que este haciendo sus labores diarias.
Este lugar tiene mucha agua, cascadas y algunos templos más dentro. Muy bonito.

De aquí salimos a nuestra última parada. Las cataratas de Tegenungan. Llegamos Y ya poco después ves desde lo alto las cascadas. Y sí dan muchas ganas de bajar. 165 escalones volvían a respetarnos de bajada y subida. Pero bien estábamos en forma.
Muy bonito y lleno de gente. Pero vale la pena venir y el que tenga tiempo que traiga las cosas para bañarse en el río y pasar unas buenas horas. Nosotros que no teníamos ese tiempo decidimos sólo quedarnos para la foto.

Luego de aquí nos trajeron de vuelta al hotel y nos fuimos a almorzar. Fabio no alcanzó a dormirse su siesta así que estaba algo sensible y por todo lloraba. Teníamos una vista linda a una siembra de arroz. Un Buda que era rodeado de un estanque con peces. Fabio que alcanzaba a meter mas manos al agua jugaba con los peces que intentaban chuparse sus dedos. A el le parecía super divertido, tanto que al final ya se quería meter como si fuera una piscina , cosa que no permitimos y causó llanto. Quien nos rescató, pues una mesera con la que quiso irse a jugar.
La comida deliciosa , lastima que se demorará tanto en traerla y llevarnos casi al punto de morir de hambre. Jajaja

De ahí directo al hotel, con algo de "frio". Jugamos un poco , bañamos a Fabio y a las 7pm estaba durmiendo.  

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie