Canggu día #51

Nuestro todo
Nuestro todo

Entre el fútbol y Fabio digamos que estamos durmiendo poco jajaj. Aunque nos vayamos a la cama temprano siempre se extraña el levantarse tarde. Y el que me conoce sabe que uno de mis pasatiempos era dormir jajaja. (Digamos que lo tengo en pausa)

 

En los últimos días queríamos pasar en un hotel donde tuviésemos todas las comodidades. Es hermoso, tranquilo , pequeño y todos son super atentos.

Como no teníamos nada planeado aparte de tener un día de relax, entonces nos levantamos con calma.
Lo primero que hice aparte de jugar con Fabio en la cama fue levantarme a lavar a mano lo que se nos había ensuciado del agua de mar ayer. Nuestras chaquetas y la mantica de Fabio.

Salimos a desayunar y lo mejor es que ya Fabio aprendió a llamar a las personas que trabajan en el hotel así que dos minutos con nosotros luego se lo llevaban a jugar.

Luego nos explicaron como llegar a la playa.
Pasamos por Perenenan, Oldmans, Echo Beach, Nelayan Beach. Más o menos ese es el orden de como las caminamos.

Playas de arena negra, con muchas olas. Al principio  no tan grandes ya cuando empieza a bajar el sol si se vuelven más grandes.
En ciertas zonas está prohibido bañarse. Pero la gente lo intenta. Ya vimos que al final de la tarde sacaron rescatado a un muchacho que se veía hasta bien deportivo porque se lo iba llevando el mar. Sólo los que tenían tablas de surf podían estar en el agua.

Fabio jugó todo el día en la playa.
Feliz y nosotros tranquilos de no tener que decirle que a algo que "no". El ya se encuentra algo en el suelo y viene y te lo muestra o te lo trae. Entonces es bien porque ya no va directamente a la boca.

Almorzamos en un lugar tranquilo en la playa. Da risa porque esto es muy distinto a lo que conocemos de lugares en el mar y pueblos cerca. Aquí detrás de los locales de la playa no hay nada. Si quieres caminar y llegar a los lugares tiene que ser por la playa porque no hay otra posibilidad. Buscar una especie de centro caminando es difícil. O por lo menos no vimos mucho como es que está organizado.

Hoy decidimos quedarnos en la playa hasta entrada ya tarde cuando regresabamos nos tocaba cruzar un riachuelo y que risa porque estaba asi con un alto de arena y dijinos va a ser dificil calcular donde poner el pie antes de que se rompa la arena y preciso primero cae sentado Enrique con el niño y luego al segundo yo jajajja.

 

Nos cambiamos y quitamos los mil kilos de arena que llevábamos encima. Salimos a comer en frente de nuestro hotel sushi y listo. Fabio se quedó jugando un rato con las personas del hotel y el hijo del dueño.
Los perros de tan cerca no le dan mucha gracias. Les tiene como miedo. Pero le gusta observarlos.

Hoy está durmiendo en una cunita aparte. Vamos a ver como nos va..jajaja

Hasta mañana!

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie