Canggu día # 55

Bali
Bali

El día comenzó con lluvias y muy gris. Así que ya nos habíamos programado a pasar en la habitación.
Con calma antes de ir a desayunar hice por última vez las maletas! Todavía no podemos creer que sea nuestro último día entero en Bali. Ya mañana será sólo medio día y de resto en aeropuertos y aviones.

Depronto llueve para que nos den ganas de irnos jajajja. Aprovechamos y Fabio hizo su siesta en la cama, luego amorfo tranquilo y como había dejado de llover quería salir. Eso de pasar todo el día en una habitación no es para nosotros jajajaj.
Con paraguas en mano nos fuimos a la playa y en mitad de camino vimos que el clima estaba mejorando considerablemente. Tanto que por un lado teníamos cielo azul y sol.

El mar alborotado y con olas muy altas. Pasamos el rio que estaba grande y con corriente fuerte hoy. Nadie se atrevía a pasar y nos tocó marcar el camino jajaja. Después de nosotros si pasaron todos.

De ahí escogimos un lugar para sentarnos y que Fabio jugará. Sin parar lo hizo dos horas. Embarrado hasta los dientes de arena y feliz. Nos encanta verlo ahí jugando y entretenido.

A eso de las tres salimos a almorzar y conseguimos un lugar muy cómodo y bonito. Fabio llegó dormido y pudimos aclararlo un poco. Por el ruido de la calle no durmió mucho así que puntual cuando llegó la comida se despertó hahaha.

De aquí salimos a nuestro hotel. En mitad de camino perdimos una chancla de Enrique así que caminamos casi hasta la mitad de la segunda playa y ahí la encontramos.
Al llegar al hotel nos esperaba un BBQ o asado  de pescado y mariscos. Nos cambiamos antes  y salimos a cenar. Estaba delicioso todo. Además comimos tranquilos ya que Fabio iba de brazo en brazo con todos.
Es impresionante porque al ir llegando al hotel en el pasillo de entrada ya Fabio se emociona, echa su cuerpo hacia adelante a ver si puede ver a alguien para que venga a cargarlo.

Hablamos con unos australianosnque irán el otro año a Colombia así que les dimos un par de consejos de donde ir.
Después hubo un baile típico balines. Muy interesante. Fabio sólo quería que se acabará para que la bailarina lo cargará jajaja ( ella normalmente juega con el en las mañanas)

Cuando estábamos ahí vimos que habían varios niños y niñas y pensamos que eran familiares o de la comunidad pero al preguntar nos contaron que todos los domingos traen a diez niños del orfanato a que disfruten de la piscina y de la comida. Nos pareció un acto muy lindo del lugar.

Luego rescatamos a Fabio de todos los brazos y nos vinimos a descansar. Fabio se durmió poco después y ahorita nos vamos a ver la final del mundial!!

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Folge mir auf Instagram! @paolitamtzs

#paolamartinezfotografie